Las sesiones JAD tienen como objetivo reducir el tiempo de desarrollo de un sistema manteniendo la calidad del mismo. Para ello se involucra a los usuarios a lo largo de todo el desarrollo del sistema, es decir, desde la identificación de la necesidad, la propuesta de alternativas de solución y sobre todo en la especificación de los requisitos que debe cubrir el sistema y en la validación de prototipos.

Descripción

Las características de una sesión de trabajo tipo JAD se pueden resumir en los siguientes puntos:

  • Se establece un equipo de trabajo cuyos componentes y responsabilidades están perfectamente identificados y su fin es conseguir el consenso entre las necesidades de los usuarios y los servicios del sistema en producción.
  • Se llevan a cabo pocas reuniones, de larga duración y muy bien preparadas.
  • Durante la propia sesión se elaboran los modelos empleando diagramas fáciles de entender y mantener, directamente sobre herramientas CASE.
  • Al finalizar la sesión se obtienen un conjunto de modelos que deberán ser aprobados por los participantes.

Es importante definir claramente el perfil y las responsabilidades de los participantes de una sesión JAD. Se pueden distinguir los siguientes perfiles:

  • Moderador (líder Jad) con amplios conocimientos de la metodología de trabajo, dinámica de grupos, psicología del comportamiento, así como de los procesos de la organización objeto del estudio.
  • Promotor, persona que ha impulsado el desarrollo.
  • Jefe de proyecto, responsable de la implantación del proyecto.
  • Especialista en modelización, responsable de la elaboración de los modelos en el transcurso de la sesión.
  • Desarrolladores, aseguran que los modelos son correctos y responden a los requisitos especificados.
  • Usuarios, responsables de definir los requisitos del sistema y validarlos.

La sala en la que se llevarán a cabo este tipo de sesiones juega un papel muy importante debido a que, en las reuniones largas donde se requiere una alta concentración de todos los integrantes del equipo, es necesario prestar especial atención a aspectos relacionados con la temperatura, los medios audiovisuales, la buena visibilidad de los distintos participantes, etc.

Para llevar a cabo una sesión JAD, es necesario realizar una serie de actividades antes de su inicio, durante el desarrollo y después de su finalización. Estas actividades se detallan a continuación:

  • Inicio: se define el ámbito y la estructura del proyecto, los productos a obtener, se prepara el material necesario para la sesión, se determina el lugar donde se van a llevar a cabo, se seleccionan los participantes y se sugiere una agenda de trabajo.
  • Desarrollo: se identifican las salidas del proyecto y se debe conseguir el consenso entre los participantes de modo que se materialice en los modelos.
  • Finalización: se valida la información de la sesión y se generan los productos de la metodología de trabajo propuesta. Si fuera necesario se integran los productos de salida.

En las sesiones de trabajo tipo JAD se distinguen dos tipos de productos:

  • De preparación donde se incluye, entre otros, la historia y contexto del proyecto, los objetivos y límites, las actividades del entorno del negocio que pueden afectar al éxito del proyecto y los beneficios.
  • De resultado de las sesiones de trabajo, que se establecen con anterioridad al inicio de las reuniones.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Dejar un comentario