El propósito de este proceso es analizar un conjunto concreto de necesidades, con la idea de proponer una solución a corto plazo. Los criterios con los que se hace esta propuesta no serán estratégicos sino tácticos y relacionados con aspectos económicos, técnicos, legales y operativos.

Los resultados del Estudio de Viabilidad del Sistema constituirán la base para tomar la decisión de seguir adelante o abandonar. Si se decide seguir adelante pueden surgir uno o varios proyectos que afecten a uno o varios sistemas de información. Dichos sistemas se desarrollarán según el resultado obtenido en el estudio de viabilidad y teniendo en cuenta la cartera de proyectos para la estrategia de implantación del sistema global.

Se ha considerado que este proceso es obligatorio, aunque el nivel de profundidad con el que se lleve a cabo dependerá de cada caso. La conveniencia de la realización del estudio de la situación actual depende del valor añadido previsto para la especificación de requisitos y para el planteamiento de alternativas de solución. En las alternativas se considerarán soluciones “a medida“, soluciones basadas en la adquisición de productos software del mercado o soluciones mixtas.

Para valorar las alternativas planteadas y determinar una única solución, se estudiará el impacto en la organización de cada una de ellas, la inversión y los riesgos asociados.

El resultado final de este proceso son los productos relacionados con la solución que se propone para cubrir la necesidad concreta que se planteó en el proceso, y que depende de si la solución conlleva desarrollo a medida o no:

  • Contexto del sistema (con la definición de las interfaces en función de la solución).
  • Impacto en la organización.
  • Coste/beneficio de la solución.
  • Valoración de riesgos de la solución.
  • Enfoque del plan de trabajo de la solución.
  • Planificación de la solución.
  • Solución propuesta:
    • Descripción de la solución.
    • Modelo de descomposición en subsistemas.
    • Matriz de procesos/localización geográfica.
    • Matriz datos/localización geográfica. Entorno tecnológico y comunicaciones.
    • Estrategia de implantación global del sistema.
    • Descripción de los procesos manuales.
    • Si la alternativa incluye desarrollo:

    • Modelo abstracto de datos/Modelo de procesos.
    • Modelo de negocio/Modelo de dominio.
    • Si la alternativa incluye un producto software estándar de mercado:

    • Descripción del producto.
    • Evolución del producto.
    • Costes ocasionados por el producto.
    • Estándares del producto.
    • Descripción de adaptación si es necesaria.

Si en la organización se ha realizado con anterioridad un Plan de Sistemas de Información que afecte al sistema objeto de este estudio, se dispondrá de un conjunto de productos que proporcionarán información a tener en cuenta en todo el proceso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Dejar un comentario