Qué mejor homenaje a Juan Giménez, recientemente fallecido por culpa del dichoso virus, que volver a releer sus trabajos (el pleonasmo era absolutamente necesario). He empezado por este Juego Eterno, un recopilatorio de primoroso dibujo y color, pero también con maravillosas historias de fantasía y ciencia ficción.

Por cierto, en la Wikipedia aparece esta deliciosa fotografía del autor en su estudio de trabajo, rodeado de numerosas maquetas de aviones que, seguramente, algunas fueron dibujadas o sirvieron de inspiración a las naves que dibujó con tanto detalle y realismo. D.E.P.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *