Entradas

Y la última foto que he sacado

Ha sido bajando por Reyes Católicos. Llevábamos ya un rato yendo más despacio y eran cerca de las nueve, a pesar de la luz propia de estas fechas. No podía estar más tiempo por lo que un poco más abajo, justo al lado de la plaza del Carmen he tenido que dejar la manifestación.

Ha sido una vivencia personal fantástica, con la enorme satisfacción de comprobar la respuesta que ha tenido esta convocatoria y la conciencia que está tomando la ciudadanía sobre una situación enormemente delicada en la que no cuentan con nosotros a no ser para mentirnos, manipularnos o anestesiarnos. Hay que hacer algo y este movimiento es, hoy por hoy, acción y esperanza. Como coreaban en algún momento del recorrido “¡Y esto es sólo el principio!“.

Momento sentada

Y vista hacia atrás

Gente de todas las edades

Aunque este es un movimiento fundalmentalmente joven, y creo que así debe seguir siendo, se podía ver a gente de todas las edades y condición en la manifestación. Y todos con el mismo espíritu de reivindicación pacífica y festiva.

Momentos de manos levantadas, momentos de gran emoción

De vez en cuanto llegaban desde las posiciones más avanzadas olas de brazos levantados y baile de manos que todos repetíamos con gran estruendo y alboroto creando un climax de gran emoción que se propagaba hacia atrás recorriendo toda la manifestación.

Y me encuentro con una Gran Vía absolutamente abarrotada

En ese momento me doy cuenta de que seré incapaz de ver la cabecera de la manifestación. Soy incapaz de imaginarme por dónde irá. El ambiente es completamente pacífico, pero reivindicativo, con cacerolas, gritos, canciones, y personas rociándonos con agua de vez en cuando para sortear el calor. ¡Bravo por los organizadores!.

A punto de llegar a la Gran Vía

Caminando algo más rápido que el ritmo que lleva la manifestación y dejando atrás a muchísima gente -no me atrevo a estimar cifras porque seguro que me quedaría corto- llego al final de la avenida de la Constitución deseando ver qué me encontraré cuando giremos a la derecha para atravesar la Gran Vía.

Un joven lleva una camiseta con un texto que me parece que empieza diciendo algo así como “Como movimiento social espontáneo, totalmente PLURAL, APARTIDISTA, ASINDICAL, NO RELIGIOSO y libre de banderas e insignias …“. Y entre los manifestantes alguien lleva la máscara de Guy Fawkes.

Muchos son los que encuentran su sitio en esta manifestación

El vehículo motorizado (por un señor que no paraba de pedalear) recordaba el derecho de todos a tener una vivienda digna.