Hace unos días leí un tuit que daba por ciertas unas fotografías del continente americano obtenidas desde la Estación Espacial Internacional. Las imágenes eran espectaculares, pero el chasco también lo fue. En realidad eran el resultado de un meticuloso trabajo del diseñador gráfico Anton Balazh.

Sin embargo, antes de saberlo, mientras buscaba infructuosamente estas imágenes en la página oficial de la ISS en la web de la NASA, o navegaba entre las más de 50.000 fotos de la página oficial en flickr, tuve la oportunidad de descubrir fotos maravillosas.

Fotos auténticas, a nuestro alcance, pero de sitios inalcanzables para la mayoría. De esas que sólo con mirarlas vuelves a ser el niño que sueña despierto que algún día el espacio será la próxima gran aventura.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *