Sentidos

Mirando las sombras
descubro luces incandescentes ;
oigo llantos
que disfrazan risas tras de ti ;
siento cuchillas sobre la
piel que sólo abren mi mente ;
saboreo mi sangre, néctar
de vida que no dejo escapar ;
y mis miedos, de pestilencia
inconfundible,
hoy, son fragancias.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *