Lunes Santo en Granada

La expulsión de los mercaderes del templo (hacia 1600), de El Greco. Óleo sobre lienzo.

La expulsión de los mercaderes del templo (hacia 1600), de El Greco. Óleo sobre lienzo.

Tras el domingo de Ramos llega este Lunes Santo en el que según leo se recuerdan dos hechos sobre todo, el primero transcurre en Betania (Bethany), una aldea a unos tres kilómetros de Jerusalén donde vivían los hermanos Marta, María y Lázaro, amigos de Jesús; sobre todo Lázaro que imagino debía estarle bastante agradecido tras el conocido episodio de su resurrección días antes. El caso es que una María agradecida a Jesús por la resurreción de su hermano y sintiéndose perdonada por su anterior vida de pecado, ungió los pies de Jesús con perfume de nardo, carísimo por otro lado que, lejos de ser reprochado por Jesús, y a pesar del intento de Judas Iscariote, lo acepta como anticipo de su muerte que siente ya próxima.

El otro episodio también muy conocido es el de la expulsión de los mercaderes del templo del que no he encontrado en la red toda la información que esperaba, excepto este extenso análisis que me ha recordado en la forma al sketch de Warren Sánchez (1 y 2) de Les Luthiers.

Y hoy en Granada tenemos las siguientes procesiones:

  • “La Luz”, de la Venerable Hermandad de Caridad del Santísimo Cristo del Trabajo y Nuestra Señora de la Luz;
  • la “Virgen de los Dolores”, de la Real Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores;
  • el “Jesús del Rescate” de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús del Rescate;
  • “El Huerto”, de la Cofradía de la Oración de Nuestro Señor en el Huerto de los Olivos y María Santísima de la Amargura, y
  • el “Cristo de San Agustín”, de la Muy Antigua, Real e Ilustre Hermandad Sacramental del Santísimo Cristo de San Agustín, Jesús Nazareno de las Penas, Nuestra Madre y Señora de la Consolación y Santo Ángel Custodio.

Y en la imagen La expulsión de los mercaderes del templo (hacia 1600), de El Greco (Manierismo).

Curiosidades

La historia de la unción en Betania no es unánime entre los evangelistas, porque quienes hablan de la unción en la última visita a Betania son Mateo y Marcos, pero resulta que fue realizada por una mujer no identificada durante una cena en casa de un tal Simón el leproso. Lucas narra el mismo episodio, pero Jesús está en Galilea en casa de un fariseo. Y es Juan el que identifica a Maria como la que unge los pies de Jesús, pero en una cena tras la resurrección de Lázaro. Cosas de la inspiración del Espíritu Santo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Dejar un comentario