Uno no se enamoró …

Uno no se enamoró nunca, y ese fue su infierno. Otro, sí, y esa fue su condena.

Otras citas
  • Las cabezas de los hombres más grandes se achican cuando se reúnen, y allí­ donde hay más cuerdos es también donde hay menos cordura.
  • En todo lo que nos rodea y en todo lo que nos mueve debemos advertir que interviene en algo la casualidad.
  • La calidad nunca es un accidente; siempre es el resultado de un esfuerzo de la inteligencia.

  • En la vida hay algo peor que el fracaso, el no haber intentado nada.
  • Un hombre puede morir, las naciones pueden nacer y caer, pero una idea siempre perdurará.