Nunca prediques porque tienes …

Nunca prediques porque tienes que decir algo, sino porque tienes algo que decir.

Otras citas
  • No quiero hacer nada elegante, quiero tener ideas antes de empezar una pieza.

  • Casi nunca es demasiado tarde para llegar a ser lo que podríamos haber sido.

  • Las sentencias cortas se derivan de una gran experiencia.

  • Hemos modificado tan radicalmente nuestro entorno que ahora debemos modificarnos a nosotros mismos para poder existir dentro de él.

  • Lo característico de la vida actual no son la inseguridad y la crueldad, sino el desasosiego y la pobreza.