Nunca prediques porque tienes …

Nunca prediques porque tienes que decir algo, sino porque tienes algo que decir.

Otras citas
  • La vida se encoge y se expande en proporción a la valentía que uno tiene.

  • Secretos no son las cosas que no se cuentan, sino las cosas que se cuentan en voz baja y separadamente.

  • Así como el hierro se oxida por falta de uso, también la inactividad destruye el intelecto.

  • La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio.

  • Siempre hay un momento en la infancia en el que se abre una puerta y deja entrar al futuro.