Nunca prediques porque tienes …

Nunca prediques porque tienes que decir algo, sino porque tienes algo que decir.

Otras citas
  • Hay que saber dónde está el límite para poder llegar.

  • El fanatismo consiste en redoblar el esfuerzo cuando has olvidado el fin.

  • La suerte es una flecha lanzada que hace blanco en el que menos la espera.

  • Lo malo de quienes se creen en posesión de la verdad es que cuando tienen que demostrarlo no aciertan ni una.

  • Hay que acostumbrarse a vivir con los enemigos, ya que no a todos podemos hacerles nuestros amigos.