El cobarde sólo amenaza …

El cobarde sólo amenaza cuando está a salvo.

Nadie sabe lo que …

Nadie sabe lo que hace mientras actúa correctamente, pero de lo que está mal uno siempre es consciente.

Para conocer a la …

Para conocer a la gente hay que ir a su casa.

Uno tiene que ser …

Uno tiene que ser algo para poder hacer algo.

El hombre más feliz …

El hombre más feliz del mundo es aquel que sabe reconocer los méritos de los demás y puede alegrarse del bien ajeno como si fuera propio.

Es un gran error …

Es un gran error creerse más de lo que uno es, o menos de lo que uno vale.

Se tiende a poner …

Se tiende a poner palabras allí donde faltan las ideas.

El que con perspicacia …

El que con perspicacia reconoce la limitación de sus facultades está muy cerca de llegar a la perfección.

Otras citas
  • Puse mi corazón y mi alma en mi trabajo, y perdí mi cabeza en el proceso.
  • En asuntos de vital importancia, el estilo, y no la sinceridad, es lo verdaderamente vital.
  • El infierno está todo en esta palabra: soledad.
  • La razón siempre ha existido, pero no siempre en una forma razonable.

  • Para un buen matrimonio hay que enamorarse muchas veces, siempre de la misma persona.