Bienaventurados los que no …

Bienaventurados los que no tienen nada que decir, y que resisten la tentación de decirlo.

Otras citas
  • Para hacer negocios no se requiere ingenio, basta con no tener delicadeza.
  • La verdad siempre se halla en la simplicidad y no en la multiplicidad y confusión de las cosas.
  • Los únicos que son felices son los que tienen sus mentes fijas en algún objeto que no sea su propia felicidad.
  • Digamos que existen dos tipos de mentes poéticas: una apta para inventar fábulas y otra dispuesta a creerlas.

  • La armonía total de este mundo está formada por una natural aglomeración de discordancias.