Bienaventurados los que no …

Bienaventurados los que no tienen nada que decir, y que resisten la tentación de decirlo.

Otras citas
  • El exceso es el veneno de la razón.

  • Los libros están para recordarnos lo tontos y estúpidos que somos.
  • Algunas personas son tan falsas que ya no distinguen que lo que piensan es justamente lo contrario de lo que dicen.

  • La vida sólo puede ser comprendida mirando hacia atrás, pero ha de ser vivida mirando hacia delante.

  • Para todo mal existen dos remedios: el tiempo y el silencio.