Casi nunca es demasiado …

Casi nunca es demasiado tarde para llegar a ser lo que podríamos haber sido.

Bendito sea el hombre …

Bendito sea el hombre que no teniendo nada que decir, se abstiene de demostrárnoslo con sus palabras.

Otras citas