Otras citas
  • La contemplación es un lujo, mientras que la acción es una necesidad.
  • Lo mejor del mundo lo han hecho siempre los dilettanti, los que hacen las cosas por deleite, por amor y no por obligación o rutina.

  • Hay que tener el ojo entrenado. Las cosas ocurren cuando uno está atento.
  • La vida es como la música, debe componerse con el oído, el sentimiento y el instinto, no mediante reglas.

  • No hay cosa más difícil, bien mirado, que conocer a un necio si es callado.