Un tratado para seguir

Mi historia es tan breve en esto de lo blogs, que no he tenido todavía la ocasión de recomendar otros sitios, sobre todo porque tendría poco sentido teniendo en cuenta la audiencia de mi blog que sospecho que es bien poca. En realidad no lo sospecho, lo sé.

Pero el camino se hace andando y esta entrada se la voy a dedicar a alguien que recién acaba de entrar de lleno en esto de los blogs con un Tractatus (i)Logicus, un lugar donde seguro que encontraré un lugar afín a muchos de mis intereses y aficiones, así como un interesante foro para la discusión de sus ideas e ideales, sobre todo para un excéptico de las ideas y los ideales como soy yo.

1 comentario
  1. Anónimo
    Anónimo Dice:

    Aprovecho estas líneas para un doble motivo. Por un lado para agradecerte que recomiendes mi blog a quienes visitan tu página y por otro para felicitarte por el diseño y contenidos de una web personal, algo que llevo pensando desde hace tiempo pero que la verdad no me atrevo a hacerlo a pesar de ser un fan del 2.0.

    Realmente me encanta la originalidad de la disposición de los contenidos y la calidez del diseño y los colores escogidos (y eso que predomina el azul!, yo haría lo mismo).

    Nos seguimos escribiendo en la web, y lo que es más importante espero que tu hija se mejore de su fiebre y vómitos.

    Un abrazo, Paco Luis

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Dejar un comentario