Robert L. Stevenson habría cumplido hoy 160 años

Pues el Google Doodle de hoy está dedicado a la figura del escritor escocés Robert Louis Stevenson, hoy se cumple el 160 aniversario de su nacimiento ya que vino al mundo un 13 de noviembre de 1850.

Sin embargo no tuvo una vida larga, murió con 44 años de un ataque cerebral dejando en el camino una tuberculosis que le obligaba a viajar continuamente buscando climas apropiados para su maltrecha salud, y una afición al alcohol reconocida (Yo-ho-ho, and a bottle of rum!). Fue enterrado en el monte Vaea; si buscas monte Vaea en Google sólo encontrarás referencias a la tumba de Stevenson en su cumbre, situada en Upolu, una de las paradisiacas islas de Samoa a las que llegó durante un crucero de placer iniciado 6 años antes que emprendió junto a su esposa, Frances Osbourne, por el sur del Pacífico. Parece ser que era venerado por los nativos, que lo llamaban Tusitala (“el que cuenta historias”).

Así pues, su vida tuvo que ser de novela, de hecho sus primeros libros son descripciones de algunos de los viajes que realizó, como por ejemplo Navegar tierra adentro (1878) que narra la expedición de un joven Stevenson y su amigo Walter Simpson por los canales de Bélgica y del norte de Francia; o Viajes en burro por las Cevannes (1879) donde describe con humor a algunos de los pintorescos habitantes de esta cadena montañosa del sur de Francia.

Además de estos primeros libros, entre su bibliografía se encuentran las imprescindibles La isla del tesoro (1883), una novela inmortal de aventuras llena de ambientes y personajes que se enfrentan durante la búsqueda del tesoro del capitán Flint; y El extraño caso de Dr. Jekyll y Mr. Hyde (1886), una obra de terror fantástico con tintes morales influenciada por Poe en la que el bien y el mal conviven en una única persona, el médico Henry Jekyll, que descubre una sustancia química capaz de transformarlo en el monstruo Hyde. Pero también tenemos que hablar de las novelas de aventuras La flecha negra (1888) o El señor de Ballantree (1889), uno de los libros más brillantes de Stevenson en la que retoma con un tono mucho más sombrío y mordaz los principales temas de fondo de sus célebres novelas anteriores. Ahora que lo pienso, creo que son estos cuatro libros los únicos que me he leído de este autor.

Por otro lado he leído que la inconclusa Weir of Herminston (1896), está considerada como su obra maestra, pues los fragmentos que han llegado hasta nosotros contienen algunos de los más bellos pasajes de la prosa escocesa moderna, que no es poco.

Partiendo de la base de que hoy seremos miles los que estaremos escribiendo entradas como ésta al hilo del recuerdo que Google ha tenido con el escritor, también dejaré una referencia a algunas de sus citas para quien pueda interesar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Dejar un comentario