Eficacia del trabajo en equipo

Recuerdo que en mi etapa universitaria nunca se nos enseñó a trabajar en equipo, sólo soy capaz de recordar unas prácticas para desarrollar un proyecto de desarrollo de software durante el tercer curso de la carrera en el que participamos tres compañeros de fatigas y yo mismo. Mi experiencia colaborativa no se extendió en aquella época más allá del trabajo en pareja o, la mayoría de las veces, del esfuerzo individual, por lo que sólo cuando accedí al mundo laboral fue cuando pude encontrar esta forma de trabajar en grupo.

Parece que la técnica de trabajar en equipo fue introducida en las organizaciones durante los años cincuenta, tras décadas en las que en el mundo del trabajo apenas se consideraban las relaciones interpersonales. Como cualquier sistema tiene sus ventajas e inconvenientes y muchas organizaciones lo consideran una herramienta para el liderazgo así como una respuesta al reto de la productividad (conseguir más con menos).

Un equipo es eficaz cuando:

  • Los objetivos han sido discutidos y están bien definidos.
  • Hay un líder fuerte que intenta lograr los objetivos mediante oportunidades de participación, despertando la curiosidad y buscando desafíos.
  • No hay tensiones, los individuos se sienten cómodos, no hay síntomas de aburrimiento.
  • No se juzga.
  • Los conflictos no se evitan, se estudian las causas y se buscan soluciones.
  • Las decisiones se toman por consenso (con el arbitrio decisivo del líder).
  • La crítica es frecuente y franca, es constructiva y no conlleva ataques personales.

En un equipo eficaz cada integrante del grupo:

  • Piensa en el interés del grupo por encima del interés propio.
  • Favorece las relaciones interpersonales y aporta sus habilidades para trabajar juntos a lo largo del tiempo.
  • Comprende y acepta la tarea encomendada y asume la responsabilidad que conlleva.
  • Escucha lo que dicen los demás miembros del grupo.
  • Participa activamente, es colaborador, respetuoso, de buen carácter y se puede expresar libremente.

¿Y cuándo deja de ser eficaz?:

  • Pues yo diría que fundamentalmente cuando surgen factores que impiden o dificultan la participación de los integrantes del grupo.
  • Por lo demás, cuando se planifica incorrectamente o los objetivos no están claros.
  • O existe miedo al grupo, al cambio, a la pérdida de la propia personalidad, a la calidad de los resultados o a ser juzgado por los demás miembros.
  • También es peligroso el sentimiento de pérdida de tiempo o el conformismo ante la opinión predominante.

Para saber más…

Si estás interesado en obtener más información sobre el trabajo en equipo puedes ver este curso gratuito en AulaFácil o este sitio o este otro montados ad hoc para tratar con detalle todo lo relacionado con el trabajo en equipo, eso sí, con publicidad hasta en los espacios entre las palabras 🙁

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Dejar un comentario