Por cada persona que …

Por cada persona que quiere enseñar, hay, aproximadamente, treinta personas que no quieren aprender.

Otras citas
  • Error funesto es decir que hay que comprender la música para gozar de ella. La música no se hace, ni debe jamás hacerse para que se comprenda, sino para que se sienta.

  • Una palabra es suficiente para hacer o deshacer la fortuna de un hombre.

  • La riqueza consiste mucho más en disfrutar que en poseer.

  • La arquitectura es el arte de desperdiciar espacio.

  • La cordura y el genio son novios, pero jamás han podido casarse.