Para quien tiene miedo, …

Para quien tiene miedo, todo son ruidos.

Una palabra es suficiente …

Una palabra es suficiente para hacer o deshacer la fortuna de un hombre.

Otras citas
  • Quien pretenda una felicidad y sabiduría constantes, deberá acomodarse a frecuentes cambios.

  • Es desgracia habitual de los ineptos la de engañarse al elegir profesión, al elegir amigos y al elegir casa.

  • Nunca se va tan lejos como cuando no se sabe dónde se va.

  • La oportunidad se presenta tarde y se marcha pronto.

  • El genio se compone del dos por ciento de talento y del noventa y ocho por ciento de perseverante aplicación.