Otras citas
  • Es una enorme desgracia no tener talento para hablar bien, ni la sabiduría necesaria para cerrar la boca.

  • A los silenciosos no se les puede quitar la palabra.
  • Cuanto más alto coloque el hombre su meta, tanto más crecerá.

  • Un maestro afecta a la eternidad; nunca se sabe dónde termina su influencia.

  • En toda discusión, no es una tesis la que se defiende sino a uno mismo.