La excelencia moral es …

La excelencia moral es resultado del hábito. Nos volvemos justos realizando actos de justicia; templados, realizando actos de templanza; valientes, realizando actos de valentía.

Sólo hay una fuerza …

Sólo hay una fuerza motriz: el deseo.

La sabiduría es un …

La sabiduría es un adorno en la prosperidad y un refugio en la adversidad.

El verdadero discípulo es …

El verdadero discípulo es el que supera al maestro.

Somos lo que hacemos …

Somos lo que hacemos de forma repetida. La excelencia, entonces, no es un acto, sino un hábito.

La riqueza consiste mucho …

La riqueza consiste mucho más en disfrutar que en poseer.

El sabio no dice …

El sabio no dice todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice.

Enseñar no es una …

Enseñar no es una función vital, porque no tiene el fin en sí misma; la función vital es aprender.

El árbitro considera la …

El árbitro considera la equidad, el juez la ley.

La esperanza es el …

La esperanza es el sueño de un hombre despierto.

Otras citas
  • Los débiles tienen un arma: los errores de los que se creen fuertes.

  • Las personas cambian y generalmente se olvidan de comunicar dicho cambio a los demás.

  • El origen de todos los males es la codicia.
  • La ciencia es la progresiva aproximación del hombre al mundo real.

  • La vida humana eterna sería insoportable. Cobra valor precisamente porque su brevedad la aprieta, densifica y hace compacta.