Muchas veces las leyes …

Muchas veces las leyes son como las telarañas: los insectos pequeños quedan prendidos en ellas; los grandes las rompen.

Otras citas
  • La única manera de ser seguido es correr más deprisa que los demás.

  • Las personas a las que nada se les puede reprochar tienen, de todas formas, un defecto capital: no son nada interesantes.

  • Los que pueden actúan, y los que no pueden, y sufren por ello, escriben.

  • Bienaventurado el que tiene talento y dinero, porque empleará bien éste último.

  • (Sobre la torre de Pisa) Tardó 300 años en construirse, y cuando iba por el 10%, ya se sabía que iba a ser un desastre. Pero para entonces la inversión había sido tan grande que se sintieron obligados a seguir. Desde que se terminó, ha costado una fortuna mantenerla y todavía está en peligro de caerse. No hay ningún plan para sustituirla porque nunca ha sido necesaria. Supongo que toda instalación de software tiene programas análogos a lo anterior.