A lo Harry Potter

Ayer se me coló una cucaracha con sus alas y todo lo asqueroso que una cucaracha pueda llevar consigo, por el cuello de la camisa; y la espanté con tantas energías que las gafas se me clavaron en la frente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Dejar un comentario