El objetivo de esta técnica es reestructurar el modelo físico de datos con el fin de asegurar que satisface los requisitos de rendimiento establecidos y conseguir una adecuada eficiencia del sistema.

Descripción

La optimización consiste en una desnormalización controlada del modelo físico de datos que se aplica para reducir o simplificar el número de accesos a la base de datos.

Para ello, se seguirán alguna de las recomendaciones que a continuación se indican:

  • Introducir elementos redundantes.
  • Dividir entidades.
  • Combinar entidades si los accesos son frecuentes dentro de la misma transacción.
  • Redefinir o añadir relaciones entre entidades para hacer más directo el acceso entre entidades.
  • Definir claves secundarias o índices para permitir caminos de acceso alternativos.

Con el fin de analizar la conveniencia o no de la desnormalización, se han de considerar, otros, los siguientes aspectos:

  • Los tiempos de respuesta requeridos.
  • La tasa de actualizaciones respecto a la de recuperaciones.
  • Las veces que se accede conjuntamente a los atributos.
  • La longitud de los mismos.
  • El tipo de aplicaciones (en línea / por lotes).
  • La frecuencia y tipo de acceso.
  • La prioridad de los accesos.
  • El tamaño de las tablas.
  • Los requisitos de seguridad: accesibilidad, confidencialidad, integridad y disponibilidad que se consideren relevantes.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Dejar un comentario