Así Habló el Maestro Programador:

“Aunque un programa no tenga más de tres líneas, algún día habrá de ser mantenido.”

5.1

Una puerta muy usada no necesita aceite en sus bisagras. Un torrente no crece estancado. Ni el sonido ni los pensamientos pueden viajar a través del vacío. El software se oxida si no se usa.

Son estos grandes misterios.

5.2

Un director preguntó a un programador que cuánto tiempo tardaría en acabar el programa en el que estaba trabajando. “Estará acabado mañana”, respondió el programador de inmediato.

“Creo que no estás siento realista”, dijo el director, “Verdaderamente, ¿cuánto tardarás?”.

El programador lo pensó un momento. “Hay algunas cosas que me gustaría añadir. Esto llevará al menos dos semanas”, dijo finalmente.

“Incluso eso es esperar demasiado”, insistió el director, “Estaré satisfecho si simple¬mente me llamas cuando el programa esté completo”.

El programador accedió.

Varios años después, el director se jubiló. De camino a su comida de jubilado, descubrió al programador dormido en su terminal. Había estado programando toda la noche.

5.3

Una vez, a un novicio programador le asignaron codificar un sencillo paquete financiero.

El novicio trabajó frenéticamente durante días, pero cuando su maestro revisó su programa, descubrió que contenía un editor de pantallas, un conjunto de rutinas gráficas generalizadas, un interface con inteligencia artificial, pero ni la más mínima mención de algo financiero.

Cuando el maestro le preguntó sobre esto, el novicio se indignó. “No sea tan impaciente”, dijo, “lo financiero lo meteré al final”.

5.4

¿Descuida un buen granjero un cultivo que él haya plantado?. ¿Pasa por alto un buen profesor al estudiante más humilde?. ¿Permite un buen padre que le falte comida a uno sólo hijo?. ¿Rehusa un buen programador a mantener su código?.